Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica y Neonatal

Preparados con tecnología de última generación para los prematuros o aquellos que padezcan de alguna afección crítica que los obligue a una asistencia integral, como ventilación mecánica asistida u otra, el Sanatorio Británico dispone de unidades de cuidados intensivos pediátricos y neonatales, incluyendo incubadoras, servocunas y todo lo necesario para garantizar la labor de los profesionales de esta área, y la seguridad de los pequeños pacientes.

Por su parte, la Unidad de Terapia Intensiva Pediátrica (UTIP) tendrá guardias permanentes de especialistas en medicina crítica pediátrica y la capacidad de asistencia de las patologías que pudieran poner en peligro la vida de los pacientes, con tecnología de punta dentro del país.